Categorías

COMENTARIOS

Escribenos sobre tu experiencia en nuestra tienda o visualiza la de nuestros clientes

Newsletter

Suscribase a nuestra newsletter y reciba novedades, noticias y ofertas de Acuario Plantado!

El abonado

DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN / CALCULADORA PARA CREAR TU RUTINA DE ABONADO (V2.0 VALIDO PARA ABONOS QUÍMICOS EN SECO Y PARA ABONOS SEACHEM)

Este articulo intenta asentar las bases del abonado de las plantas de acuario, pero como ya se ha dicho en otros artículos, cada acuario es único y sus necesidades también, por lo que además de la teoría hay que tener en cuenta (y mucho) la practica y la observación de nuestras plantas.

Lo primero que hay que tener muy claro es que para poder abonar un acuario con buenos resultados y no crear una urna llena de algas, necesitamos ante todo una correcta iluminación. Sin una intensidad lumínica suficiente, nada de lo que aportemos al agua será asimilado por las plantas, y por lo tanto estaremos perdiendo el dinero y poniendo nutrientes a disposición de las algas, que no necesitan tanta luz para multiplicarse. Las características de la iluminación adecuada las podéis consultar en el apartado la iluminación.

Dependiendo del tipo de iluminación que tengamos, abonaremos de una forma o de otra:

  • En acuario con una iluminación baja (acuarios low-tech) abonaremos simplemente con productos preparados que contengan potasio como elemento principal, y otros elementos traza. Se abonara periodicamente y sin controlar los compuestos en el agua.
  • En acuarios con buena iluminación (acuarios high-tech), tendremos que controlar el abonado de cada nutriente principal por separado (nitrogeno, potasio y fosforo) y elementos traza. El control del abonado de este tipo de acuarios es en lo que nos centramos en este artículo.

Con una instalación lumínica adecuada, las plantas necesitan carbono para realizar la fotosíntesis. El CO2 es otro de los pilares para que las plantas crezcan a gran ritmo, y ayuda mucho a estabilizar el pequeño mundo natural que creamos en nuestros acuarios, pero no absolutamente necesario. Hay que tener en cuenta que en la naturaleza las plantas no disponen de una concentración tan alta de CO2 disuelto en el agua, y se desarrollan perfectamente....pero nuestros acuarios no son lo suficientemente grandes como para reproducir las condiciones naturales que se encuentran las plantas en la naturaleza, y por eso aumentar la concentración de CO2 en el agua ayuda mucho.

Si no quieres tener grandes quebraderos de cabeza y disfrutar de las plantas en su estado más exuberante, sin duda hay que aditar CO2 al agua, ya se a traves de gas o de carbono líquido.

LOS NUTRIENTES


Y ya con buena iluminación y CO2, entra el juego el abonado. Las plantas necesitan nutrientes, como todo ser vivo, en diferentes proporciones. Dependiendo del grado de necesidad de uno u otro nutriente, podemos clasificarlos en dos grandes grupos:

  • Macronutrientes: son aquellos que las plantas necesitan en mayores cantidades, y por lo tanto los más importantes
  • Micronutrientes: son aquellos que las plantas necesitan en pequeñas cantidades, siendo menos importantes.

Gran parte de estos nutrientes se generan en nuestros acuarios. La descomposición de la materia orgánica, restos de comida, el proceso de nitrificación de las bacterias del acuario y los cambios parciales de agua aportan la mayor parte de las necesidades de las plantas en acuarios con poca vegetación.

Hay nutrientes que no se generan y que no vienen a traves del agua del grifo, como el potasio, por lo que tendremos que añadirlo periodicamente.

Lo que hay que tener claro es que en la columna de agua tenemos que disponer los nutrientes en una determinada proporción, no sirve de nada tener mucho de todo, porque al perder el equilibrio proporcional las algas aprovecharán el exceso de nutrientes y el sistema sufrirá una invasión. Para más información sobre las algas, las causas de su aparición y las formas de combatirlas, visita la seccion Los desequilibrios (Algas)

A continuación se describen los principales elementos que tenemos que vigilar,sus valores proporcionales óptimos para que nuestras plantas puedan aprovecharlos y así desarrollarse de manera óptima, y algunos de los signos que aparecen en las plantas cuando hay carencia de ellos:

  • MACRONUTRIENTES:

    • NITRÓGENO:
      • Lo controlaremos observando los nitratos (NO3) presentes en el agua (test). Deben estar en una proporción 10 veces superior a los fosfatos (PO4)
      • El valor óptimo será entre 5 y 10mg/l.
      • La carencia de nitrógeno causa amarilleamiento completo en las hojas más viejas de la planta.
    • FÓSFORO:
      • Lo controlamos observando los fosfatos (PO4) presentes en el agua (test). Deben estar en una proporcion 10 veces inferior a los nitratos (NO3)
      • El valor óptimo será entre 0,5 y 1mg/l
      • La carencia de fosforo causa oscurecimiento de las hojas más viejas de la planta y su caida. Las hojas se curvan hacia abajo.
    • POTASIO:
      • Lo controlamos observando el potasio (K) presente en el agua (test). Debe estar en una proporcion aproximada de 1,5 veces la de los nitratos (NO3)
      • El valor óptimo será entre 10 y 20mg/l
      • La carencia de potasio causa amarilleamiento del borde de las hojas, agujeros en las hojas y en algunos casos ennegrecimiento en los bordes de las hojas.
    • AZUFRE, MAGNESIO Y CALCIO
      • Estos valores no se suelen controlar, porque se aportan en cantidades suficientes en los cambios parciales de agua.
      • La carencia de azufre se manifiesta mediante un amarilleamiento completo en hojas nuevas, la carencia del magnesio se manifiesta igual pero en hojas viejas, y la carencia del calcio se detecta porque las hojas nuevas tienden a curvarse hacia abajo.
  • MICRONUTRIENTES:

    • HIERRO
      • El hierro (Fe) es el único micronutriente que se controla observando su concentración en el agua (test).
      • <El valor óptimo será de 0,1 mg/l
      • La carencia de hierro causa amarilleamiento en hojas nuevas, pero no en toda la hoja, las nerviaciones permanecen inicialmente de color verde.
    • COBRE, ZINC, MANGANESO, BORO, MOLIBDENO
      • El resto de micronutrientes no se controlan, puesto que al aportar hierro se suelen añadir junto a él el resto de micronutrientes en preparados comerciales (kelamix complex) (Fluorish)

Una vez conocidos los nutrientes y las proporciones en que necesitan las plantas de acuario, tenemos que conocer como poder añadirlos a los acuario de forma controlada.

LOS ABONOS


Para abonar, podemos optar por dos opciones:

    • Preparados comerciales básicos: tienen en su composición potasio y micronutrientes en proporciones que no conocemos. En acuarios low-tech con estos abonos será suficiente para las plantas, puesto que las necesidades no son muy elevadas. Estos abonos no aportan ni fosfatos ni nitratos, por lo que no podremos compensar los desequilibrios que nos puedan aparecer en el acuario.
      • FLOURISH: aportamos potasio, micronutrientes como el hierro, elementos traza y oligoelementos. No aporta nitratos ni fosfatos
      • ABONO AQUILI: aportamos potasio y micronutrientes. No aporta nitratos ni fosfatos.
    • Preparados comerciales seachem: la prestigiosa marca seachem dispone de productos preparados que aportan cada uno de los nutrientes del acuario de forma separada, para poder controlar el abonado de forma precisa. Es la forma más comodo de abonar acuarios high-tech.
    • Productos químicos: con los productos químicos en seco, podremos controlar la concentración de cada uno de los nutrientes del acuario, pudiendo ajustarnos a las necesidades específicas que tengan nuestras plantas. Es la forma más económica de abonar acuarios high-tech.


EL METODO DE ABONADO


Ahora que sabemos como abonar, llega lo realmente complicado, CUANTO abonar. Como ya hemos comentado, la mejor forma para saber las cantidades de abono que tenemos que aditar en nuestro acuario es mediante la teoría y la práctica.
Para calcular teóricamente las cantidades necesarias, podemos utilizar una hoja de calculo que nos facilite el método: DESCARGA NUESTRA APLIACIÓN / CALCULADORA PARA CREAR TU RUTINA DE ABONADO (V2.0 VALIDA PARA ABONOS QUÍMICOS EN SECO Y PARA ABONOS SEACHEM)

Introduciendo el volumen del acuario, el volumen de la mezcla que vamos a preparar y la cantidad de productos que utilizaremos, obtendremos las cantidades de abono que tenemos que añadir para poder llevar a los valores aconsejados de nitratos (NO3), fosfatos (PO4), potasio (K) y hierro (FE).
Además de los cálculos, podemos hacer un seguimiento de los resultados de los test que vamos haciendo y de las cantidades de abono que añadimos, para hacer una rutina de abonado. Mediante esta practica, veremos cual es el consumo de nuestro acuario, y podremos ajustar las cantidades calculadas a las cantidades reales que necesitan nuestras plantas.

Este metodo de hacer una rutina de abonado resulta muy útil, consiguiendo calcular la cantidad precisa de nutrientes que necesitan nuestras plantas para poder crecer y ofrecernos sus exuberantes formas y colores.